Michelle Ángel de María Mejía Villela

COMPARTIR ESTA HISTORIA

Biografía

Michelle Ángel nació en el sanatorio «Las Majadas», cerca de las 5:00 am. Desde que era bebé, su mamá se dedicó a cuidarla. Al año comenzó a hablar y caminar; fue un momento de orgullo para sus padres. Además, desde pequeña siempre le entusiasmaba la idea «de ir al colegio», porque veía todas las mañanas cómo su hermano se iba a estudiar. Era tanto el deseo que a su mamá se le ocurrió inscribirla en clases de karate a los dos años.

Aprendió a leer antes de iniciar el colegio, gracias a la ayuda de sus padres y alrededor del 2007, a sus 3 años de edad, comenzó su primer ciclo escolar en el colegio «Manitas a la Obra». Para enero del 2009, se trasladó a estudiar en «La Colina» un lugar muy lindo lugar donde comenzó a practicar fútbol y a conocer nuevos amigos.

Pasó varios años estudiando ahí, hasta que a los diez años se cambió al colegio Campo Real. Este era un colegio bastante exigente, pero donde aprendió muchas cosas y pudo pertenecer por primera vez a un equipo de fútbol formal.

Simultáneamente al traslado, realizó su Primera Comunión, una experiencia inigualable que compartió junto a su hermano Marconi. Juntos tuvieron la oportunidad de acercarse más a Dios. Años después, se graduó con honores de sexto primaria, un día lleno de felicidad y orgullo para toda la familia.

Alrededor de los 14 años participó en un retiro espiritual de MPA (Movimiento Pandillas de la Amistad) que la marcó para siempre. A causa de ello, se incorporó al grupo y continuó con la preparación todos los sábados por un tiempo. Muy agradecida estaba cuando le dieron la oportunidad de servir en un retiro para otras niñas, aunque al inicio Se encontraba asustada, conforme buscó sobre el tema -«Debemos ser santos»- y reflexionó, se dio cuenta que era la oportunidad perfecta para dar a conocer a Dios en los corazones de esas niñas como antes lo hicieron por ella.

Antes de iniciar el ciclo 2018, se inscribió en el «Colegio El Sagrado Corazón Naranjo», donde se graduó de Bachiller con orientación en Computación. Está muy feliz y agradecida de haber podido pertenecer a esa comunidad. El 2018 fue un año con muchas alegrías, así como retos. Además del cambio de colegio, sus papás tomaron la decisión de separarse. Un cambio radical en su vida y un sentimiento fuerte de tristeza en ese tiempo, que gracias a Dios llegaría a comprender más tarde y aceptarlo.

Lamentablemente también sufrió la pérdida de su perrita llamada Becky, la cual ya contaba con 12 años de pertenecer a la familia. De nuevo fue un golpe que afectó bastante a la familia. Ese año también cumplió sus 15 años, una alegría y bendición.  A los 16 años adoptó a su perrita Keysi y ya se encontraba recibiendo el sacramento de la confirmación, un gran paso de crecimiento en su fe, el cual me permitió plantearme la posibilidad de dar catequesis.

Como familia decidieron formar parte del programa de la SBS como un hogar temporal para niños institucionalizados y a los 18 junto a su mamá se consagraron al Corazón de Jesús y María. Grandes decisiones que llenaron su vida de alegría.

El último año de carrera tuvo la agenda completamente llena, megaproyectos como el seminario y Proyecto de Vida. Fue el año en que realizó todos los trámites y estuvo en búsqueda de oportunidades académicas para continuar en la universidad.

Con mucho orgullo y felicidad puede decir que fue acreedora de una de las becas de la Fundación Juan Bautista Gutiérrez para estudiar la carrera de sus sueños: Ingeniería en CC de la Computación y TI, Universidad del Valle de Guatemala.

Formación académica:

  • Básico y diversificado, Colegio de Señoritas «El Sagrado Corazón» Naranjo, 2018 a 2021.
  • Ingeniería en Ciencias de la Computación y Tecnologías de la Información, Universidad del Valle de Guatemala, 2021.

Reconocimientos:

  • Nominada a participar de las Olimpiadas de la ciencia USAC (matemáticas), 2017
  • Segundo lugar copa Sagrado sub-15 (Fútbol), 2018.
  • Segundo lugar Torneo Juventud Don Bosco (Fútbol), 2018.
  • Primer Lugar Kermesse Monte María (Fútbol), 2018.
  • Diplomas por destacar en matemática, inglés y compañerismo, 2018.
  • Primer lugar en torneo Juventud Don Bosco, Suizo Americano y Campo Real, Futbol, 2019.
  • Electa como vocal de deporte en la directiva de clase, 2019.
  • Segundo lugar en oratoria de inglés (Festival de Primavera), 2019.
  • Primer lugar en concurso de Ortografía (Festival de Primavera), 2019.
  • Graduación en línea del curso de INTECAP Excel Avanzado, 2020.
  • Vicepresidenta de directiva de clase, 2020.
  • Participación en el curso de mujeres en la Ingeniería, 2021.
  • Presidenta de Seminario, 2021.
  • Mención honorifica Magna Cum Laude, 2021.
  • Beca Fundación Juan Bautista Gutiérrez, 2021.

 Encuentro con la Fundación:

Previo a recibir la beca Isabel Gutiérrez de Bosch de la Fundación Juan Bautista Gutiérrez, Michelle Ángel siempre había anhelado con conseguir una beca para continuar sus estudios universitarios. Sabía que sin una oportunidad o ayuda financiera sería difícil para su familia financiar una universidad privada.

Aplicó en varios proyectos y se sometió al proceso de admisión de la USAC, la cual era una de sus opciones más fuertes. Durante su último año de diversificado sintió fuertemente la presión de encontrar una oportunidad académica, se dedicó a estudiar para los exámenes de admisión de distintas universidades.

Estaba involucrada en recolectar papelería, asistir a entrevistas, recopilar su biografía y mucho más. Entre todos los proyectos a los cuales estaba enrolada siempre supo que la oportunidad que ofrecía la Fundación Juan Bautista Gutiérrez era la mejor para ella. Asimismo, fue el proceso más personalizado y constante al que asistió. Se ponía nerviosa ante cada correo que recibía de Karin (coordinadora del programa de becas), pues tenía esa emoción de saber si seguiría en el proceso de elección o temor de que no fuera posible.

Le realizaron una equivalencia del PAA que previamente había hecho en la UVG y entrevistas psicológicas, económicas; las cuales fueron experiencias inolvidables junto a su familia, quien siempre la estuvo animando a dar lo mejor de sí.

El día en que la llamaron a una entrevista final para darles la sorpresa de que era un acto de entrega de becas fue muy emotivo y marcó una huella en Michelle. Cuando se enteró de la noticia no pudo evitar llorar tanto de emoción, felicidad, orgullo, asombro de que ese sueño de obtener la beca se había hecho realidad, pero especialmente agradecimiento.

A la fecha no olvida ese agradecimiento. Cada vez que va a la universidad le encanta admirar el paisaje, las instalaciones, los laboratorios y actividades que realizan en la carrera.

Trayectoria laboral:

  • Vacacionista, Alorica Latam. (2020-2021)

Otras actividades importantes:

Formó parte del grupo de catequistas de la Parroquia San Juan Bosco/Santuario María Auxiliadora, donde ayuda a impartir catequesis los sábados de 9:30 a 11:30am para niños y niñas entre 7 a 12 años aproximadamente, quienes están próximos a recibir el sacramento de la Eucaristía por primera vez.

También ha participado en programas de limpieza de Guatepassport, donde van a lugares turísticos de Guatemala y dedican un tiempo a recolectar desechos y clasificarlos.

Forma parte del programa de la Secretaria de Bienestar Social de familias de acogimiento temporal y de la Escuelita de Agradecimiento «María Siempre Fiel». Es miembro del Grupo de lectores del Colegio Betania, donde coopera como lectora (del salmo o lecturas) de la Misa u ayuda a aplicar gel y organizar las sillas en este mismo lugar los domingos asignados, ya sea a las 10:30 u 11:00 am.

Pasatiempos

Futbol.