María José Leal Arrecis

COMPARTIR ESTA HISTORIA

Biografía

María José es la segunda hija de cuatro. Tiene tres hermanas y la mayor se llama María Andrea, la tercera se llama María Valentina y la cuarta se llama María Camila.

Estudió en el Colegio Capouilliez desde que tiene cinco años. Cuando cumplió diez años, su mamá y papá se divorciaron. Ese mismo año se mudaron con su abuela materna y nació María Valentina. Vivieron con su abuelita hasta finales de 2017.

Para ese año, ya había empezado a participar en olimpiadas de matemática en el colegio, lo que la llevó a participar en el programa AMGM, un programa de preparación para olimpiadas internacionales de matemática. Desde ese año sus sábados y algunos domingos los dedicaría a estudiar matemática de ocho de la mañana a cuatro de la tarde hasta 2020.

Al empezar la pandemia empezó a involucrarse más en voluntariados, conferencias, congresos, talleres y capacitaciones sobre el medio ambiente; especialmente sobre el océano, que es una pasión que siempre ha tenido.  En general, todos los cuerpos de agua, animales y plantas acuáticas llaman mucho la atención de María José, por lo que después de terminar su trayecto en olimpiadas de matemática, que la ayudó a ser una persona más independiente y le permitió realizar viajes internacionales representando a Guatemala.

Empezó a capacitarse como embajadora del océano en la ONG Semillas del Océano. Al empezar su capacitación, no podía ser voluntaria oficial porque era menor de edad, pero la junta directiva de la ONG al ver su pasión y entusiasmo hizo una excepción y le permitieron ser voluntaria oficial. Desde entonces, es la voluntaria más joven de la ONG.

Gracias a estas experiencias fue que decidió la carrera que quería estudiar: Ingeniería Ambiental. Solamente tenía el problema que esta carrera solamente estaba en universidades privadas que no podía pagar, por lo que decidió aplicar a la beca de la Fundación Juan Bautista.

Después de mucho trabajo, varios exámenes y entrevistas, María José fue una de las ganadoras de las becas. Gracias a esto, ahora está estudiando Ingeniería Ambiental con énfasis en Gestión, en la Universidad Rafael Landívar. Sigue siendo voluntaria de Semillas del Océano y participa en diferentes talleres para aprender y cuidar el medio ambiente.

Formación académica:

  • Primaria, básicos y bachillerato en Ciencias y Letras, Colegio Capouilliez.
  • Ingeniería Ambiental con énfasis en gestión, Universidad Rafael Landívar.

Reconocimientos:

  • Capacitación en teoría de números, combinatoria y otros temas de olimpiadas de matemática, 2017.
  • Primer lugar en concurso de Matemática categoría séptimo grado secundaria, Encuentro para la realización artística y científica (ERA), 2018.
  • Medalla de bronce, Olimpiada Iraní de geometría, competencias de matemáticas, 2018.
  • Olimpiada nacional de ciencias Matemática hasta la etapa regional, Campamento FDT El Salvador.
  • Primer lugar en concurso de Matemática categoría octavo grado secundaria, Encuentro para la realización artística y científica (ERA),2019.
  • Participación en la Olimpiada Centroamericana y del Caribe, Republica Dominicana.
  • Olimpiada nacional de ciencias Matemática hasta la etapa regional
  • Participación en el curso Ingeniería para mujeres, Universidad del Valle de Guatemala, 2020.
  • Curso de Pre-U Ingeniería.
  • Seleccionada de Colegio Capouilliez es la Olimpiada de inglés BEO World.
  • Segundo lugar en rendimiento escolar.

Encuentro con la Fundación:

Antes de aplicar a la beca, María José tenía mucho miedo de no ganarla, pues no sabía realmente como podría pagar la universidad. Estaba ansiosa y emocionada por el hecho de pensar que podría ganarla y todo lo que eso significaría.

Durante el proceso de beca trataba de no pensarlo mucho, en cada evaluación que hacía, trataba de dar lo mejor de sí. No le gustaba angustiarse en pensar cuando la contactarían o si le darían buenas o malas noticias.

Durante las entrevistas trataba de ser lo más auténtica posible y demostrar realmente quien era, pues sabía que si ganaba la beca quería que fuera por quien realmente era y no por aparentar nada.

Considera que eso fue lo que le ayudó a ganarla, pues las personas que la evaluaron notaban su autenticidad y pasión. Al ganar la beca se sintió orgullosa porque sabía que todo su esfuerzo y el de su madre, que fue quien la acompañó durante casi todo el proceso, también había valido la pena.

Otras actividades importantes:

Voluntaria en las capacitaciones para voluntarios de la ONG Semillas del Océano, Agua Limpia y Guate Activa. Empezó a trabajar en un taller de Ecología y Medio Social.