CONVOCATORIA BECAS  2021 ¡Aplica para poder participar!

PROGRAMA DE BECAS UNIVERSITARIAS 2021

Fechas de aplicación 2020
21
ENERO
23
ABRIL
Más detalles sobre las becas universitarias

Iván Alexander Canel García

COMPARTIR ESTA HISTORIA

Biografía: Iván es el tercero de cinco hijos. Desde niño tenía muchos sueños y aspiraciones. Se caracterizaba siempre por brindar momentos agradables a las demás personas y querer ser un profesional en el ámbito tecnológico.

Formación académica: Empezó sus estudios a los cinco años, siendo abanderado en su sección y ganador del concurso de dibujo en el colegio, lo cual le impulsó a seguir luchando por mantener ese puesto en los siguientes años.

Cuando terminó preprimaria, la situación económica de su familia se complicó, por lo que decidieron mudarse al departamento de Santa Rosa, lugar donde residía su abuela materna. Durante ese proceso dejó de estudiar un año, ya que existía mucha incertidumbre sobre si su familia regresaría o no a la capital. Al año siguiente, el 2007, su mamá ya no quiso esperar y lo inscribió en una escuela de Santa Rosa, donde cursó su primer año de primaria.

En febrero del 2008 su papá decidió que, a pesar de las dificultades, volverían a la capital y cursó el resto de la primaria en la Escuela Oficial Urbana de Varones No.32 República Oriental del Uruguay, lugar que le ayudó a crecer en su vida académica. Fue abanderado durante los cinco años que estuvo allí, trayéndole recompensas como conocer a los embajadores de Uruguay cada año y tener muchas distinciones de excelencia académica.

Durante esos años también perteneció a grupos de su iglesia en donde hacían obras de caridad a muchas instituciones.

Cuando se encontraba en sexto primaria, su futuro estudiantil era incierto, así que tomó la decisión de trabajar a corta edad para costear sus estudios, pues su sueño era estudiar en el Centro Educativo Técnico Laboral Kinal. Le pidió a su padre que hablase con los encargados de su trabajo para que le admitieran, él trabajaba en un campo de golf, y gracias a Dios le aceptaron para trabajar como caddie. Sin embargo, las cosas al inicio no marcharon bien. No poseía ninguna experiencia y era muy niño. Recibió gran cantidad de regaños, rechazos y desprecios, algo que lo marcó inconscientemente, pero con perseverancia fue avanzando hasta convertirse en un trabajador muy solicitado.

Gracias a ello, pudo costearse sus estudios a nivel básico y diversificado. Su vida en Kinal fue de mucho provecho, obtuvo muchos reconocimientos académicos de parte de la institución y premios Citi a la excelencia. También Club Estudiantil Jaguar, donde recibía formación espiritual impartida por miembros del Opus Dei todos los viernes y realizaba servicio social en asilos y casas hogares.

En su educación media estudió Perito en Informática, carrera que soñó estudiar desde muy niño y que, gracias a Dios, se encuentra estudiando a nivel profesional actualmente en la Universidad Rafael Landívar -URL-.

  • Perito en Informática y Bachiller en Ciencias y Letras, Centro Educativo Técnico Laboral Kinal, 2016 – 2018.
  • Ingeniería Informática y Sistemas, URL, 2019 – actualidad.

Reconocimientos:

  • Premio Citi a la Excelencia Académica. 2013.
  • Diploma de Excelencia Académica brindado por Fundación Kinal. 2014.
  • Premio Citi a la Excelencia Académica. 2014.
  • Diploma de Excelencia Académica brindado por Fundación Kinal. 2015.
  • Diploma de alumno distinguido de la promoción 2013-2015 brindado por Fundación Kinal. 2016.
  • Certificado de CCNA Switching & Routing. 2017.
  • Participación en la Olimpiadas de Biología en la Universidad de San Carlos. 2018.
  • Diploma por Excelencia Académica y logros sobresalientes brindado por Fundación Kinal. 2018,

Su encuentro con la Fundación: Iván se enteró del Programa de Becas Universitarias, de la Fundación Juan Bautista Gutiérrez a través de su preceptor del colegio. Desde ese momento se convirtió en uno de sus propósitos más grandes, ya que no poseía la estabilidad económica para cubrir una universidad privada.

Cuando se encontraba en sexto perito, su preceptor le motivó aún más a que entrara en el proceso de convocatoria, hablándole de las grandes ventajas y ayuda que esta gran fundación ofrecía a los jóvenes. Durante el proceso existieron gran cantidad de emociones, nerviosismo grande que existía al realizar cada etapa, incertidumbre durante la espera del correo y alegría cuando pasaba satisfactoriamente a la siguiente fase.

El proceso fue como escalar un volcán, cada etapa le conducía a la cima, dejando una gran satisfacción al culminar cada etapa, que realizaba con dedicación y poniendo todo en las manos de Dios.

Nunca olvidará el momento cuando doña Isabelita le dijo que era acreedor de una de las beca. Hubo tal cantidad de emociones y pensamientos en su cabeza que en ese instante quedó paralizado. Pensó que cuando pasara lloraría de emoción, pero no fue así. No sabía de qué forma reaccionar, no podía creer lo que le estaba pasando.

Es un lindo recuerdo que ha marcado su vida y que siempre guardó en su corazón. Al recibir la beca no sabía las grandes cosas que vendrían: el convivio, conocer a los demás becados, que lo harían sentir como en familia, tener una coach que le escucha y brinda consejos, recibir regalos, talleres para crecer como persona, formar parte del grupo que tuvo residencia. Todo era realmente increíble e inimaginable. Iván sentía que por fin estaba viviendo lo que soñó desde su adolescencia.

Le costó mucho salir de su asombro y saber que todo lo que le estaba pasando era real. Realmente está agradecido por la oportunidad que le han brindado, por ayudar y formar parte de sus propósitos y aspiraciones.

Otras actividades importantes: Ha realizado servicio social en Casa hogar Marina Guirola Leal promovido por Club Juvenil Jaguar.

Pasatiempos: Tocar guitarra, leer sobre desarrollo personal y trabajar en diseño web.

Deportes: Golf.