CONVOCATORIA BECAS  2021 ¡Aplica para poder participar!

PROGRAMA DE BECAS UNIVERSITARIAS 2021

Fechas de aplicación 2020
21
ENERO
23
ABRIL
Más detalles sobre las becas universitarias

Denny Steve Otzoy Chex

COMPARTIR ESTA HISTORIA

Biografía: Nació el 6 de mayo de 1999 en San Juan Comalapa, Chimaltenango. Siente que cuando era pequeño, su pueblo no tenía un aspecto tan comercial. Considera que era un chico travieso y juguetón, aplicado a los estudios y le gustaba aprender. Se interesaba por los libros o las enciclopedias viejas, e incluso aprendía cosas diversas en internet.

Denny aprendió a usar la tecnología muy pronto. También aprendió ajedrez en la escuela, el cual se volvió su deporte favorito. Desde muy pequeño, le llamó la atención la música e ingresó al Proyecto Pentagrama, el cual operaba en la escuela donde él estudiaba. Su hermano lo motiva y le aconseja a oír a un par de chelistas. El chelo le apasiona desde que lo escuchó y decidió aprenderlo. En dos años, ya estaba tocando con la orquesta y era tercer chelista.

En 5to. Primaria fue llamado para representar a los alumnos distinguidos de su año. Se inspiró en su hermana mayor, Angie Suseidy Otzoy Chex, quien fue alumna distinguida casi toda su vida estudiantil. Participó en la Orquesta Sinfónica Juvenil Intercultural OSJI en su primera edición (cuando se llamaba ONJI). Esta fue una gran oportunidad en la música, pero muy por encima de su  nivel de ese entonces.

Al regresar del campamento, y por casualidad, conoció a sus mejores amigos de esos años: Danny Velasco, Kevin Josué Gabriel y Luis Fernando Icú. Coincidieron en el concurso de talentos del Instituto y decidieron tocar juntos una canción improvisada. De las ovaciones recibidas decidieron continuar tocando juntos, bajo el nombre de Quattuor Voccem (Nombre en latín que significaba Cuatro Voces). Tocaron juntos varios años antes de iniciar sus carreras universitarias y trabajos. Denny fungía como arreglista y chelista del grupo.

Participó en algunos torneos escolares de ajedrez en ese tiempo, a nombre de la Federación de Chimaltenango. El instructor local, Francisco Rivera, hizo contacto con su escuela primaria y comenzó a dar clases avanzadas de ajedrez para un grupo selecto. Fue llamado por la escuela para ver si quería participar, a lo cual aceptó inmediatamente. No ganó ningún torneo esta vez, pero su participación en estos eventos le acercó a distintos lugares del país. Fue condecorado por su contribución al ajedrez en Comalapa y los premios que ganó en Chimaltenango (Campeón departamental de ajedrez antes de salir del instituto).

Formación:

  • INEB Andres Curruchiche (1ro-3ro Básico)
  • Liceo en Ciencia y Tecnología de Occidente Las Águilas
  • Cursando Ingeniería Mecatrónica – 2018 a 2022

Reconocimientos:

  • Estudiante distinguido 1ro-3ro básico
  • Estudiante distinguido 4to-5to bachillerato
  • Campeón departamental de ajedrez (Chimaltenango)
  • Distinción académica en primer año de carrera universitaria

Su encuentro con la Fundación Juan Bautista Gutiérrez: Antes de conocer sobre el proceso, Denny no tenía ni idea de qué hacer luego de la carrera. Estaba muy motivado acerca del mundo del emprendimiento, pero no tenía ninguna idea para llevar a cabo. Pensó en no estudiar la universidad y trabajar, pero muchos amigos fueron determinantes para cambiar su decisión. A través de su hermana Angie conoció el proceso de becas y la carrera de Ingeniería Mecatrónica. Su emoción y sorpresa fueron muy grandes cuando llegó un paquete con la guía del PAA y el mensaje “Estás en el proceso”.

El mismo día de la competencia de Olimpiadas regionales de Matemática, luego de recibir los resultados, fue a la primera reunión de los aplicantes a la beca. Tenía un conjunto de sentimientos mezclados: Tristeza, emoción y nervios, entre otros. Iba con sus padres en auto hacia el hotel, era un día de lluvia. La recepción fue muy cálida, se sintió muy bien entre las personas que conoció, aunque estaba muy inseguro de intentar conocer a los demás. Recuerda haber compartido cuarto con un chico de Rabinal. Casi pierde la oportunidad de seguir en el proceso, pues olvidó contestar un correo con la información necesaria.

Luego de eso, pasó a los exámenes específicos. Fueron un poco más complicados de terminar que el PAA. Estos le hicieron dudar de si podría pasar esa etapa. Doña Isabelita fue la que dio la última palabra: “Felicidades, estás dentro”. No tuvo ninguna reacción. Por alguna razón, sentía que ya tenía el sí desde antes de llegar a la entrevista, de modo que esa sensación de seguridad apagó su reacción en ese momento. Ese día lo disfrutó mucho, y se sintió feliz por sus padres, pues no tendrían que llevar su carga universitaria por 5 años, y por él, porque pudo alcanzar una oportunidad que por otros medios hubiera sido difícil o imposible.

 

Pasatiempos: Ajedrez, transcripción musical, guitarra, cursos en línea, videojuegos y leer.