COVID-19 Medidas tomadas por nuestro equipo

Bridel Javier Barrios Fuentes

COMPARTIR ESTA HISTORIA

Biografía: Bridel ha vivido en Ciudad Quetzal desde que nació. Tuvo que estudiar en tres lugares distintos porque no les alcanzaba a sus padres para pagar la colegiatura de su hermano y la suya. A inicios del 2009 tuvieron que vivir en la zona 10 de Mixco a alquilar porque llegaron a extorsionar a la tienda de su madre. Su padre ya tenía un terreno en Mixco, pero había que arreglarlo, por lo que estuvieron alquilando durante tres meses.

En esta época, le fue muy difícil acostumbrarse a una nueva rutina. No le gustaba estar en la nueva casa porque quería ver a sus amigos, tenía nuevos compañeros en una escuela nueva y era el único que no tenía con quién juntarse. Hizo su primera comunión junto con su hermano aunque sus papás no eran religiosos, pero sus tías los fueron adentrando poco a poco en la Iglesia. Con los años se fue arreglando poco a poco la situación; ya tenía varios amigos y su casa ya tenía paredes.

Formación académica:

Al entrar a básicos tuvo un cambio radical, le gustaba hablar con las personas y conocerlas. El primer año fue de adaptación. En el segundo año quedó como presidente de su sección, además de ocupar el cargo de secretario del gobierno estudiantil. Además, le gustaba jugar de portero. Estuvo dos años en la Copa Coca Cola, pero era el segundo, así que no tuvo oportunidad de jugar, pero fue una experiencia bonita, porque se dio cuenta que en ocasiones las cosas no salen como uno quiere.

En tercero básico volvió a ser presidente de su sección y fue elegido como presidente del gobierno estudiantil. Con ello participó en varias actividades, como ir a un asilo ubicado por el Molino de las Flores, también fue a un acto cívico que organizó la Municipalidad de Mixco en frente de la Municipalidad. Ese año ganó los dos torneos del Instituto. En cada año fue mejorando sus notas. En tercero lo invitaron a optar por la beca del Colegio Americano; pero, se quedó en la tercera fase por lo que al saber que la situación económica en su casa no era muy buena, intentó ingresar al Fischmann, pero perdió el examen, por lo que sus papás hicieron un esfuerzo para que estudiara en Kinal.

Al entrar a Kinal, fue muy complicado porque nunca se imaginó estudiar allí. Al principio le costó mucho adaptarse y la mayoría de sus amigos estaban en otros lugares. Allí optó por la carrera de Electrónica Industrial.

  • Básicos, INEBE Lo de Coy, 2014 – 2016.
  • Perito en Electrónica Industrial, Centro Educativo Técnico Laboral Kinal, 2017 – 2019.
  • Ingeniería Industrial, Universidad del Valle de Guatemala –UVG-, 2020 – actualidad.

Reconocimientos:

  • Medallas y diplomas del cuadro de honor.
  • Pin de presidente del gobierno estudiantil, Municipalidad de Mixco.

Encuentro con la fundación: Bridel conoció el Programa de Becas Universitarias de la Fundación Juan Bautista Gutiérrez en el 2016 por un amigo que optó por la beca, pero no la consiguió. Desde ese año se quedó a la espera del último año de diversificado. Gracias a que varios alumnos de Kinal participaron el año anterior, se motivó a intentar.

Fue algo difícil, porque al inicio su madre no estaba de acuerdo porque ella no estaba segura de lo que podía ocurrir y no quería que Bridel se decepcionara. Desde un inicio iba con una mentalidad de ganarla, aunque no tuviera idea de lo que le iba a esperar. En el colegio lo apoyaron con una parte de la papelería. Al mes le llegó el correo que había avanzado a la segunda fase y que tenía que ir a la Universidad del Valle del Guatemala. Bridel estaba tan sorprendido y emocionado porque sería la primera vez que entraría a esta universidad.

Pasó el tiempo y ya se encontraba haciendo prácticas. Recuerda que justamente estaba en la hora de almuerzo cuando le llegó otro correo y decía que seguía en el proceso. De la emoción, tiró su comida y le contó a sus papás cuando llegó a la casa. Para la última fase, decía que tenía que ir a la Fundación y le preguntó a un amigo que ya había ganado la beca cuál era el motivo, pero el no quiso decirle, por lo que se quedó con mucha intriga y sin poder dormir desde un día antes.

Ese día, doña Isabelita le dijo: “Bueno, te cuento que ganaste la beca, vení a darme un abrazo”. En ese momento se quedó en shock, quería llorar pero no podía. Estaba tan impresionado que apretó mucho a doña Isabelita.

Ya en la universidad, Bridel habla y ayuda a muchos compañeros en tareas o algún tema. Considera que todos se apoyan incondicionalmente aunque no hablen tan seguido. Ahora que se encuentran en clases virtuales, extraña las clases presenciales, porque podría convivir con los demás. Aún así, continúa bien y espera que termine bien el año.

Otras actividades importantes:

Pertenece al Club de Astronomía, aunque actualmente se encuentra inactivo.

Pasatiempos: Jugar con su perro.

Deportes: Fútbol y natación.