COVID-19 Medidas tomadas por nuestro equipo

Brenda Susseth Osorio Arana

COMPARTIR ESTA HISTORIA

Biografía: Brenda nació en la cabecera departamental de Chiquimula, donde ha vivido toda su vida. Tiene tres hermanos varones y es la tercera hija. Su padre es catedrático de Zootecnia en el Centro Universitario de Oriente y su madre era instructora de cursos de cocina en el Intecap. Tristemente, ella falleció el año pasado debido a cáncer en el pulmón, el cual venía padeciendo desde el año 2016.

Desde pequeña, su madre le enseñó y acostumbró a creer en Dios y también a asistir y participar en la iglesia a la que ella fue toda su vida, además de ser muy unida a su abuelita materna. También tiene una tía a la que es muy unida, aunque en realidad le dice tía solo de cariño porque no es familiar de Brenda.

Formación académica:

Empezó a ir al colegio cuando tenía tres años y en la pre primaria la adelantaron un año; la pre primaria y la primaria las estudió en el Colegio Mi Pequeño Mundo de Chiquimula. En básicos, se cambió al Liceo La Salle de Chiquimula y ahí también terminó el bachillerato.

  • Básicos, Liceo La Salle Chiquimula, 2015 – 2017.
  • Bachillerato, Liceo La Salle Chiquimula, 2018 – 2019.
  • Licenciatura en nutrición, Universidad Rafael Landívar -URL-, 2020 – actualidad.

Reconocimientos:

  • Galardón de la Riva. 2019.
  • Reconocimiento por rendimiento académico. 2017 y 2019.

Encuentro con la fundación:

Brenda escuchó por primera vez del Programa de Becas Universitarias de la Fundación Juan Bautista Gutiérrez por primera vez, cuando personas del Centro Universitario Ciudad Vieja llegaron a su colegio a darles una charla sobre su residencia y mencionaron a la Fundación. A Brenda le llamó mucho la atención, entonces decidió buscar mas información en el sitio web de la Fundación y decidió aplicar. Pensaba que el proceso consistía solamente en enviar su papelería y no se esperaba que tenía que pasar por varias etapas mas.

Cuando le mandaron el correo de que había sido seleccionada para la siguiente etapa se emocionó muchísimo, pero fue de las etapas que más disfrutó porque no era solo ir a hacer el examen, sino que lo volvieron una experiencia al invitarlos a quedarse en el hotel y disfrutar de la cena y el desayuno. Y así fue cada vez que le mandaban un correo informando que había pasado a la siguiente etapa.

Al momento de darle la sorpresa que le iban a dar la beca, se sintió demasiado feliz. En los talleres que les dieron antes de entrar a la universidad se la pasó muy bien, además le gustó porque pudo pasar unos días en la residencia donde iba a vivir.

Otras actividades importantes:

Ha participado en proyecciones sociales con sus compañeros de año en el colegio y es parte de la ayuda social de parte de la iglesia en la que participa.

Pasatiempos: Cocinar, hacer manualidades y bailar zumba.